Proyecto

Gestión de proyectos competente, desde la especificación de requisitos hasta la puesta en marcha de la producción

Un plan detallado del proyecto brinda una visión general de todo el proyecto de principio a fin. Daniit ha implementado un plan de fases del proyecto denominado Q-plan que contribuye a asegurar:

  • Directrices y métodos uniformes
  • Flujo de proyectos y sub resultados claros
  • Prestación oportuna de la solución justa y la calidad adecuada

Esquema de las fases principales del flujo del proyecto:

Primero, nos aseguramos de que la base del proyecto esté en regla, en lo que respecta a las necesidades y los deseos del cliente, así como en conexión con los requisitos legislativos.

La especificación de requisitos coordina las expectativas y las opciones. El diálogo entre Daniit y el cliente en esta etapa a menudo genera nuevas ideas y soluciones que luego son incorporadas en el proyecto.

A partir de la especificación de los requisitos y la subsiguiente fase de diseño, se lleva a cabo simultáneamente con la construcción de hardware, la codificación de software y las pruebas . Esto constituye la base de la producción.

A continuación de las pruebas del hardware, el software y el hardware se acoplan y el control de acabado se prueba. Por último, se lleva a cabo una evaluación de la calidad del producto. Resulta evidente que las pruebas de software y hardware internas son más económicas que las pruebas posteriores a la entrega y los ajustes que deban implementarse.

En Daniit, damos una prioridad especial a la capacitación de los operadores antes de la puesta en servicio de un sistema determinado. Estos cursos de formación, que por lo general tienen lugar en las instalaciones de Daniit, facilitan de manera significativa la puesta en servicio.

La entrega de los proyectos no se efectúa hasta que el control funcione perfectamente

En Daniit, no consideramos a un proyecto como entregado, hasta que el cliente es capaz de ejecutar los lotes de producción en la cantidad y calidad correctas.

Comenzar bien

Comenzar bien es tener la mitad ya hecha, sobre todo en lo que respecta a desarrollar e implementar soluciones de control importantes.

Pruebas

Cada componente de software y hardware se prueba antes de su montaje para garantizar una implementación sin fisuras.